Mani Forrajero (Arachis pintoi)

Venta de Material Vegetal (estolones). Un kilogramo de estolones alcanza para mas de 20 metros de surco, sembrado en chorro continuo. Un bulto de 15 kilogramos alcanza para mas de 300 metros de surco continuo. Si se siembran trozos de 20 centímetros, por ejemplo, separados 30 centímetros de un kilogramo salen 100 trozos que a 30 centímetros cubren 10 metros cuadrados y con un bulto de 15 kg se siembran 150 metros cuadrados aproximadamente.

  

Bulto por 15 Kg      $30,000

Mas de 20 Bultos  $25,000/bulto

Mas de 50 Bultos  $20,000/bulto

Envío a cualquier lugar del país, pago contra entrega, empresa Interrapidisimo, Servientrega o la que usted elija

Originario de la cuenca Amazónica, el Mani Forrajero es una leguminosa y como tal fijadora de Nitrógeno atmosférico, es una especie estolonìfera de crecimiento denso y rastrero, alcanza una altura de 20 cm, el tallo del Maní Forrajero es ramificado con entrenudos cortos, pudiendo ser subterráneo convirtiéndose en rizoma que llega a tener metro y medio de longitud con abundantes raíces en los nudos. El Mani Forrajero produce abundantes y hermosas flores amarillas en forma continua. Despues de la fecundación de la flor se forma un fruto pequeño y ovalado que es enterrado en el suelo convirtiéndose en una reserva de semilla, el fruto del Mani Forrajero es duro y tiene 11 mm de longitud, 6 mm de ancho 0.15 gr de peso en promedio.

Maní Forrajero como Ornamental
Maní Forrajero como Ornamental

El Mani Forrajero se adapta bien entre los 0 y 1,800 m.s.n.m. pudiendo tolerar alturas mayores pero con un crecimiento más lento.

Tolerante a suelos con bajos niveles de fertilidad, el Maní Forrajero permite ser usado para revegetalizar suelos pobres y degradados.

 En zonas verdes puede ser usado en reemplazo de la grama aportando gran belleza y exigiendo menos mantenimiento que una grama y por tanto generando costos menores.

Estolones de maní forrajero
Estolones de maní forrajero

Por su crecimiento vigoroso, bajo y denso, y su tolerancia a la sombra, esta leguminosa es ideal para ser usada en asociación con árboles frutales como cobertura del suelo, reportando beneficio de tipo económico al realizarse un gran ahorro en el control de malezas y fertilización nitrogenada y beneficio de tipo ambiental controlando la erosión y enriqueciendo el suelo con el mulch producido y el Nitrógeno incorporado.

Muy utilizada en asociación con pastos para alimentación animal por tener una alta aceptabilidad por el ganado y una excelente calidad forrajera aun en periodos de sequía. A diferencia de otras leguminosas bajo pastoreo, el maní forrajero presenta una buena persistencia en asociaciones con gramíneas agresivas como las diferentes especies de Brachiaria y el pasto Estrella, esto se debe a que el Maní Forrajero mantiene protegidos los puntos de crecimiento, posee un gran numero de estolones y mantiene una buena reserva de semilla en el suelo.

El Maní Forrajero posee un alto valor nutritivo medido en términos de proteína, digestibilidad y contenido de minerales. En asociaciones con Maní Forrajero la calidad de la gramínea mejora como resultado de la fijación de Nitrógeno atmosférico por parte de la leguminosa, ademas de representar una economía en el uso de los costosos y contaminantes fertilizantes.

La siembra de Maní Forrajero intercalada con gramíneas se aconseja realizarla en surcos intercalados separados entre 0.7 a 1.0 metro entre gramínea y leguminosa. En el caso de gramíneas muy invasoras tipo B. humidicola también da muy buen resultado la siembra en franjas alternas de gramínea y leguminosa de 3.5 metros de ancho cada una, cada franja compuesta de 5 surcos separados 0.7 metros entre si.